En un momento como el actual en el que el culto al cuerpo cobra más importancia cada día, la obesidad continúa posicionándose como uno de los problemas de salud pública más importante.